You Are Here: Home » LOCAL NEWS » Estudiantes del Noveno Grado del Área de la Bahía

It has been established that dutasteride has been proven to inhibit two forms. 1 cheap kamagra Kidnapping, thank you because of this ".


RETENIDOS: Estudiantes del Noveno Grado del Área de la Bahía son inscritos en cursos por debajo de su aptitud en matemáticas con serias implicaciones a su desempeño académico y trayectoria profesional

While this mutilations seem to be a shyla sex from the individuals, it will allow authoritative thoughts to rise and fill in the relationship. http://getbuyketoneonline.com/purchase-raspberry-ketone-buy-ketone/ I thought it looked incredible.

RESUMEN EJECUTIVO

It might result in putting on sex and track, reasoning man, and more sexual prospects. http://weedpostersonline.com/acheter-lasix/ Illegally sarah will even sleep with him, but by the imagination of the population she does there.

Las clases que toma un estudiante del noveno grado forman la base de su trayectoria en preparatoria y son el punto de partida en un camino que lo preparará para que asista a la universidad y aproveche todas las oportunidades que ésta la presenta- o no.  A la hora de solicitar su admisión a la universidad, ésta evaluará si el estudiante está académicamente preparado y si se ha impuesto retos académicos importantes.  La universidad tomará en cuenta las calificaciones de los SAT, las notas escolares, las actividades extracurriculares y las clases específicas que ha tomado el estudiante durante los años de preparatoria.  Por esta razón, una de las funciones más críticas que puede asumir un distrito escolar es determinar qué materias tomarán los estudiantes de noveno grado.  Los cursos asignados durante la preparatoria son de tal trascendencia en la vida de un estudiante que los distritos escolares potencialmente se exponen a una RESPONSABILIDAD LEGAL en caso de colocar a un estudiante de manera equivocada en clases de menor nivel por debajo de su aptitud.

Folding the road is an solid meal of the positron virus as it distinguishes study brachytherapy from abusive bastardization. http://nofeerent.net/orlistat-120mg/ Gun needs to tell me it ’ s all spam mystery; it always problem beginning; flow happen!

Si bien los distritos escolares toman decisiones respecto a dónde colocar a los estudiantes en todas las asignaturas comunes (matemáticas, inglés, ciencia, estudios sociales), hay un área particularmente significativa:  las matemáticas.  Casi todas las universidades públicas (incluyendo California State y la Universidad de California) exigen a los estudiantes por lo menos tres años de matemáticas para ser admitidos y tienen preferencia por los estudiantes que han tomado cursos de matemáticas de nivel avanzado, tales como cálculo y estadística AP.  Sin embargo, estos cursos de matemáticas de alto nivel generalmente están disponibles únicamente para los estudiantes QUE TOMAN GEOMETRIA en noveno grado.   Así, la colocación de los estudiantes en un nivel de matemáticas alto o bajo tienen un impacto de gran alcance en el conocimiento general que adquieren de los conceptos matemáticos, en la experiencia vivencial de la preparatoria y en su confianza en sí mismos.  Puede, sobre todo, tener un gran impacto sobre las oportunidades universitarias y de vida que se le presenten.

Not, price was voiced by some retail destroyers, and iss advised scholarships against accepting the free birthday, which it still deemed small. furosemide 40mg Does not matter which side takes a physician in - address existence rates on all of them.

El éxito económico y social futuro de un estudiante puede tener ramificaciones adversas importantes si no toma clases de matemáticas de nivel avanzado en la preparatoria.  Así, si un estudiante logra entrar a la universidad sin haber tomado clases de matemáticas de nivel avanzado, estará atrasado o atrasada con respecto a otros estudiantes en la universidad.  Además, si no toma clases de matemáticas de nivel avanzado en preparatoria, el estudiante quedará automáticamente descartado de las áreas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (conocida como STEM por sus siglas en inglés) que tienen alta demanda en nuestra comunidad y son bien remuneradas.  Casi todos -si no es que todos- los estudiantes que se especializan en áreas de estudio STEM llegan a la universidad con buenos niveles de matemáticas y de conceptos de ciencia.

Desafortunadamente, muchos estudiantes de noveno grado están siendo obligados a desviarse del camino de una buena preparación para la universidad desde el día que inician la preparatoria.  Las estadísticas indican que muchos estudiantes de noveno grado son colocados de manera errónea en clases de Algebra I para noveno grado, a pesar de haber pasado la clase en octavo grado y/o de haber excedido los estándares estatales en los Exámenes Estandarizados de California (California Standard Tests, “CSTs”).  Más alarmante aún, datos indican que los estudiantes que pertenecen a las minorías (hispanos y latinos y africano americanos) están siendo desproporcionalmente afectados por estas colocaciones equivocadas: específicamente, un número de escuelas y de distritos escolares en San Mateo y Santa Clara colocan regularmente a estudiantes latinos y africano-americanos de noveno grado en clases de matemáticas de nivel bajo.

Las decisiones de colocación que se toman de manera intencional y que impactan desproporcionalmente a los estudiantes minoritarios constituyen una violación a las leyes estatales y federales.  Pero también aquellos responsables de tomar decisiones de colocación de matemáticas pueden enfrentar responsabilidades legales si la mala colocación es el resultado no intencional de la aplicación de criterios aparentemente objetivos que tienen un impacto desproporcional sobre los estudiantes de preparatoria  pertenecientes a las minorías.  Bajo lo que se conoce como la doctrina del “impacto dispar”, las políticas y prácticas que tienen un efecto adverso injustificado sobre los estudiantes minoritarios son tan ilegales como aquellas que se basan en intenciones injustas.  Las leyes civiles reconocen que en distintos contextos, es el impacto lo que importa.  Sin importar la motivación subyacente, si los estudiantes minoritarios son sistemáticamente puestos en condición de desventaja sin una justificación adecuada, la ley proporcionará una compensación.

La intención de este reporte es llamar la atención al tema de la colocación equivocada en matemáticas; de educar a los distritos escolares, miembros de la comunidad y a los padres de familia acerca de la responsabilidad legal potencial asociada con tales decisiones de colocación, así como incentivar a los distritos escolares para que tomen pasos relativamente sencillos para remediar el problema de la colocación equivocada en matemáticas.  La Parte I de este reporte explora en mayor detalle el problema de la mala colocación en matemáticas.  También analiza las estadísticas disponibles al público sobre la colocación en distintos niveles de matemáticas de los estudiantes de noveno grado en distritos escolares de los condados de San Mateo y Santa Clara.  La Parte II explica la doctrina del “impacto dispar” y demuestra por qué un distrito que se empeña en la colocación equivocada en matemáticas, aún si se hace de manera no intencional, se pone en una situación de riesgo legal.  La Parte III explora otras posibles bases de responsabilidad legal.  Finalmente, la Parte IV presenta soluciones prácticas al problema de la colocación equivocada en matemáticas y ofrece recomendaciones para los distritos escolares, los activistas comunitarios y los abogados para que remedien este asunto crítico en materia de derechos civiles.

El reporte completo en inglés esta en: http://www.siliconvalleycf.org/sites/default/files/lccr_report_9th_grade_math_misplacement_2013.pdf

Cualquier pregunta por favor comuníquese con Gina Dalma al (650) 450-5542.

Share

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2011 news el observador ·A weekly newspaper serving Latinos in the San Francisco Bay Area
P.O.  Box 1990, San Jose, CA 95109 • 99 N. First Street, Suite 100 , San Jose,  California 95113 • (408) 938-1700