You Are Here: Home » COMMUNITY » Junta de Supervisores del Condado de Santa Clara Autoriza Desarrollo de Programa Familiar para Menores no Acompañados

SANTA CLARA COUNTY

SANTA CLARA COUNTY

La Junta de Supervisores del Condado de Santa Clara le pidió esta semana a la administración del Condado trabajar con organizaciones comunitarias locales para crear un programa de familias anfitrionas para refugiados menores de edad que han llegado a Estados Unidos sin un acompañante adulto.  Esta acción responde  a la advertencia de una crisis humanitaria hecha por la congresista Zoe Lofgren sobre la situación de menores de edad refugiados no acompañados alojados en albergues cerca de la frontera.  La Oficina de Aduanas y la Patrulla Fronteriza estiman que más de 90,000 niños no acompañados cruzarán la frontera con Estados Unidos en 2014. Este es un número casi tres veces mayor que en 2013. El voto de la Junta de Supervisores en este asunto fue cuatro a favor, uno en contra.

De acuerdo con el reporte de una delegación de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos que viajó a Centroamérica en 2013, múltiples factores contribuyen al incremento de la inmigración infantil forzada.  Sin embargo, “un factor ha jugado un papel decisivo en los años más recientes: la violencia generalizada a nivel estatal y local, y el quebrantamiento de leyes que amenazan la seguridad de los ciudadanos y crea una cultura de miedo y desesperanza.”

“Lo que le ha pasado a estos niños me rompe el corazón,” dijo la Supervisora Cindy Chavez. “Sus madres tomaron la decisión desgarradora que debió tomar la madre de Moisés en la Biblia, de sacarlos de los peligros que enfrentan donde viven y orar para que lleguen a un mejor lugar.  Nosotros debemos mostrar la compasión de la hija del faraón cuando ella cuidó a Moisés, y asegurarnos que éste es un lugar mejor para estos niños.”

El 26 de Agosto la administración del Condado presentará un reporte sobre su plan de implementación que incluye el modelo de servicio con socios de la comunidad, información sobre el proceso para obtener la aprobación y el compromiso financiero por parte del gobierno estatal y federal, y plan para reclutamiento y apoyo a familias anfitrionas. El reporte también incluiría la logística de transporte y ubicación de los niños en el Condado de Santa Clara y estrategias para reunificar a los niños con sus familias, en cooperación con la Oficina federal para el Asentamiento de Refugiados. La Junta de Supervisores le pidió a la Oficina del Consejero Legal del Condado que también presente un reporte sobre sus esfuerzos para encontrar abogados pro bono (Ad Honorem/gratis) para la representación legal de los niños.

Un modelo de “familia anfitriona” sería similar al de un programa de intercambio estudiantil.  Familias voluntarias serían examinadas y los niños evaluados y ubicados en hogares donde reciban apoyo, vivienda y cuidado diario.  El modelo de familia anfitriona es diferente al del actual sistema de hogares de crianza y no interfiere ni utiliza los recursos para los hogares de crianza. A diferencia del modelo de hogar de crianza, las familias de estos niños no renuncian a sus derechos como padres y sus casos están pendientes en una corte de refugiados, no una corte juvenil.

El Supervisor Mike Wasserman, Presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Santa Clara, votó contra el programa, indicando que “yo no puedo apoyar la creación de un nuevo programa y estirar nuestros recursos, cuando sé que todavía existen muchas necesidades por satisfacer en nuestra comunidad.”

El programa para albergar niños refugiados no acompañados será desarrollado en colaboración con organizaciones comunitarias que actualmente proveen servicios relacionados con sus necesidades, incluyendo  Bill Wilson Center, Catholic Charities, EMQ Families First, Community Health Partnership, Center for Employment Training (CET), Working Partnerships USA, Services Refugee Rights & Education Network (SIREN), y Unity Care.

“En los últimos diez años Caridades Catolicas del Condado de Santa Clara ha brindado hogares seguros y la oportunidad de una nueva vida a 117 niños no acompañados que provienen de diferentes partes del mundo,’ dijo el Director Ejecutivo de Caridades Católicas Gregory Kepferle. “Aunque el future no sigue siendo claro para los niños que están llegando a nuestro país, sabemos que para un niño asustado, nuestra bienvenida compasiva es un milagro y un regalo sin precio para sus familias.  Nosotros cuidaremos a esos niños. Eso es lo correcto.”

“Nosotros trabajamos con jóvenes indigentes todos los días y vemos las dificultades que enfrentan,” dijo Sparky Harlan, Directora Executiva del Bill Wilson Center.  “Nuestra meta es reunir rápidamente a estos niños con sus familias y asegurarnos que sean tratados humanamente mientras están en nuestro país.”

El costo estimado de crear un programa de familias anfitrionas es $200,000 dólares. El costo mensual estimado de ubicar a un niño en un hogar es $2,000 dólares. Si el programa es aprobado por la Junta de Supervisores el 26 de Agosto, el Condado empezará a prepararse para ubicar hasta 50 niños.

Share

© 2011 news el observador ·A weekly newspaper serving Latinos in the San Francisco Bay Area
P.O.  Box 1990, San Jose, CA 95109 • 99 N. First Street, Suite 100 , San Jose,  California 95113 • (408) 938-1700