You Are Here: Home » BUSINESS » Los ladrones de identidad apuntan tanto a los niños como a los adultos

Jason Alderman PRACTICAL MONEY 

Jason Alderman
PRACTICAL MONEY

Lamento comunicarles que el robo de identidad de menores ha prosperado en 2014 y probablemente el problema empeore a medida que los ladrones inventen nuevos métodos para robar y usar la información personal de los niños. En la mayoría de los casos, recolectan los números del seguro social inactivo de los niños y los usan para obtener ilegalmente un trabajo o abrir cuentas bancarias o de crédito, obtener hipotecas o préstamos automotores en forma fraudulenta.

Muchas de las víctimas no notan ningún problema hasta que solicitan un préstamo educativo, quieren abrir una cuenta bancaria o alquilar un departamento, o se postulan para un empleo y son rechazados por tener un mal historial crediticio que, sin saberlo, ha sido arruinado por otra persona. Algunas familias hasta llegan a ser acosadas por las agencias de cobranzas o arrestadas por la magnitud de las deudas o los delitos cometidos.

No hay métodos infalibles para proteger la identidad de sus hijos, pero estas son algunas de las precauciones que puede tomar:

Si bien es tentador simplemente no registrar a sus hijos en la Seguridad Social hasta que cumplan los 18 años, hoy en día no es nada práctico. Para empezar, usted debe declararlos como dependientes en sus declaraciones fiscales. También puede necesitar el número del seguro social de sus hijos para obtener cobertura médica o servicios gubernamentales, o para abrir cuentas bancarias a nombre de ellos.

Dado que el número del seguro social de cada persona es único, con frecuencia las escuelas, los prestadores médicos, las compañías de seguro, los bancos y otros lo solicitan como medio de identificación. Así y todo, no tenga miedo de preguntar:

¿Para qué necesitan usar el número del seguro social? ¿Es obligatorio?

¿Aceptan otro medio de identificación?

¿Qué pasa si no proporciona el número del seguro social de sus hijos?

¿Qué medidas de seguridad toman con la información personal?

¿Aceptan no usar el número del seguro social de sus hijos como número de identificación personal en las correspondencias, resúmenes bancarios o tarjetas de identificación?

Preste atención a los siguientes signos, que pueden indicar que el número del seguro social de su hijo ha sido utilizado fraudulentamente:

Su hijo recibe ofertas de cuentas de crédito pre-aprobadas.

Su hijo recibe llamados o resúmenes de cuenta de agencias de cobranzas, acreedores o agencias gubernamentales.

Usted no puede abrir una cuenta bancaria a nombre de su hijo porque ya existe una cuenta con el mismo número de seguro social.

A su hijo le deniegan un crédito, empleo, licencia de conducir o la inscripción a la universidad por motivos desconocidos o relacionados con el crédito.

Recuerde que su hijo puede estar recibiendo ofertas de crédito por motivos legítimos. Por ejemplo, podría ser una campaña de marketing de alguna afiliada de su banco o tal vez usted abrió un fondo universitario a su nombre.

Si realmente sospecha o tiene pruebas de que se ha cometido un robo de identidad, puede:

Hacer la denuncia policial y guardar una copia como prueba del delito.

Contactarse con las unidades de fraude de las tres agencias crediticias más importantes: Equifax (800-525-6285), Experian (888-397-3742) y TransUnion (800-680-7289) y pedir instrucciones.

Notificar a la Comisión Federal de Comercio (877-438-4338), cuyo sitio web de Robo de Identidad contiene información sobre alertas de fraude, congelamiento del crédito, cómo trabajar con la policía y mucho más. (www.ftc.gov).

Averiguar en la Seguridad Social (800-772-1213) si alguien ha reportado ingresos con el número del seguro social de su hijo. Para obtener información, busque “Identity Theft” (“Robo de Identidad”) en www.ssa.gov.

Contáctese con la Unidad de Protección de Identidad del IRS (800-980-4490).

La Comisión Federal de Comercio recomienda contactarse con las tres agencias crediticias principales cuando su hijo tenga alrededor de 16 años para ver si tiene informes crediticios registrados. (No debería haber ninguno a menos que su hijo sea usuario autorizado de alguna de sus cuentas). Si hay algún informe –y contiene errores debido a fraudes o uso indebido – tendrá tiempo para corregirlos antes de que su hijo necesite usar el crédito.

Advierta a sus hijos sobre los peligros de divulgar información personal por teléfono, correo electrónico o las redes sociales. No dude en controlar sus cuentas e instalar software de control parental. Y recuerde, si usan su computadora, cualquier virus que descarguen podría infectar sus cuentas también.

Share

© 2011 news el observador ·A weekly newspaper serving Latinos in the San Francisco Bay Area
P.O.  Box 1990, San Jose, CA 95109 • 99 N. First Street, Suite 100 , San Jose,  California 95113 • (408) 938-1700